Desde tiempo inmemoriales.

"Quizá alguien diga: «¿No te da vergüenza, Sócrates, haberte dedicado a una ocupación tal por la que ahora corres peligro de morir?» A éste yo, a mi vez, le diría unas palabras justas: «No tienes razón, amigo, si crees que un hombre que sea de algún provecho ha de tener en cuenta el riesgo de vivir o morir, sino el examinar solamente, al obrar, si hace cosas justas o injustas y actos propios de un hombre bueno o de un hombre malo."

domingo, 8 de junio de 2008

...Al Placer de los Lobos.

¿Quién conoce este dolor?

Que no aprecia ni su piel ni su sangre ni su alma.

¿Quién soporta esta cadena?

Que no levanta ni su pecho ni su voz ni la mirada.

¿Quién ama esta condena?

Que no atreve ni siente ni piensa diferente.

¿Quién conforma la muerte?

Que la espera brazos abiertos con ojos de serpiente…